viernes, 16 de diciembre de 2016

Cazadores de sombras: Ciudad de Hueso

Portada del primer libro de la saga 

Hace unas semanas vi una serie que en redes sociales causó furor, no suelo dejarme llevar por lo que dicen las personas en redes sociales pero en este caso decidí ver la serie. Se trata de Cazadores de Sombras (Shadowhunters), una serie aburrida y que no me generaba interés, basada en una serie de libros escritos por Cassandra Clare, sin embargo seguí viéndola porque hubo dos personajes que me llamaban la atención por su desenvolvimiento (eso y que todos los actores de la serie están bien guapos). Magnus Bane, un poderoso brujo, y Alec Lightwood, un cazador de Sombras. Entre estos dos personajes se siente una tensión y una química, un coqueteo irreverente, que simplemente quedé atrapado. Es triste decir que la primera temporada se sostiene por la relación de Magnus y Alec - Malec- pero esa es la verdad (y sinceramente no es triste) y creo que todos los que vieron la serie estarán de acuerdo conmigo.

Malec en la serie Shadowhunters
La serie me generó tanta curiosidad por estos dos personajes que decidí hacer lo impensable, leer la saga para conocerlos y saber como se desarrolla esta relación en los libros. 

El primer libro nos muestra pequeños detalles de los personajes que me interesan (específicamente de Malec) pero se centra en Clary y Jace (que personajes tan sosos y aburridos). No ha sido una decepción este libro porque no tenía expectativas altas con lo que iba a encontrar (de hecho me encontré con lo que sabía que iba a encontrarme). Ahora entiendo porque la serie es aburrida, el libro no es mejor. 

Por cierto, me encanta que mis personajes favoritos sean gay/bisexual, es que además me llegan directo a los sentimientos inexistentes que poseo y es una muestra de los pasos que está dando la literatura juvenil por mostrarnos la diversidad. 

Por otro lado olvidé por completo el vinculo Parabatai, que suena un poco a la impronta en Crepúsculo, sin embargo en este caso me gusta que se trata de una amistad, casi de un contrato en el que están dispuestos a dar la vida, la cercanía.   

Es una pena que esta pareja pase a segundo plano y que sus apariciones sean poco frecuentes, sin embargo cuando aparecían mi expresión era:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SLR

La primera vez que nos vimos fue en la universidad, no fue nada especial, compartíamos la misma clase pero nunca llegamos a cruzar palabra,...